despido_oportunidad

 

Durante años, no fue complejo pensar en un empleo que durase toda la vida. Nuestros padres, e incluso muchos de nosotros mismos, hemos permanecido durante años en un puesto de trabajo estable que parecía hecho para nosotros, ¿verdad?

Pero, ¿nos beneficia realmente esta realidad? Algunos, y más aún después de la crisis sufrida por gran parte de la sociedad, dirían que sí, en cierto modo.

Durante estos últimos años, la dificultad económica ha sido obvia y, en estas circunstancias, es normal que nuestras expectativas de progreso o promoción profesional se nublen o pasen a un segundo plano ante la posibilidad de no llegar a fin de mes.

Aún hoy, y aunque la situación parezca haberse aliviado, el empleo sigue siendo una tarea pendiente para muchos. En este sentido, multitud de expertos aseguran ya que dicho mercado jamás será como lo conocieron nuestros padres, ¿cuál es la ventaja?

En Lee Hecht Harrison, atendemos a diario a candidatos de muy diferente índole, todos con un objetivo común: encontrar una nueva alternativa profesional.

Ayer mismo tuvimos la oportunidad de charlar y entrevistar a un grupo de candidatos que han querido dejar su experiencia en nuestras Historias de Outplacement, mostrándonos testimonios muy positivos e interesantes capaces de expresar el impacto emocional experimentado por cualquier persona que sale de una compañía.

Fue destacable cómo algunos, después de años de empleo más o menos “fijo”, nos mostraban su desamparo o incapacidad a la hora de desenvolverse en este complejo escenario laboral, donde poco o nada saben de lo que un día conocieron.

¿La clave?: convertir la desvinculación en una nueva oportunidad, en tu nueva vida.

  1. ¿Qué posees? Probablemente no sepas responder de golpe a esta pregunta, pero, para conseguir tu objetivo habrás de intentar reunir aquellas cosas que aprendiste durante estos años: habilidades, experiencias vividas, logros o retos de negocio, resiliencia, etc.
  1. Respeta los tiempos. Si algo puede enseñarnos esta cambiante situación es que no hay un tiempo cumplido para cada búsqueda de empleo. Tan pronto podrás encontrar trabajo hoy, como en 6 meses –tiempo medio de recolocación de LHHo de diecisiete –tiempo medio de búsqueda de empleo para España-.

Sabiendo esto, que tu viaje sea más o menos corto no dependerá sólo de tus acciones finales, sino también de tu actitud (elemento importantísimo), así como de tu entorno –competencia, necesidades de mercado, etc.-

La desvinculación o el despido serán tu oportunidad cuando:

  • Mantengas la mente despierta y dispuesta a reaccionar.
  • Seas consciente de tus fortalezas, pero también de tus debilidades y de su potencial reorientación.
  • Creas en ti y en tus posibilidades de éxito.
  • Busques más allá de tu entorno cercano, saliendo de tu zona de confort.
  • Crees una sólida red de contactos, incluyendo en ella desde responsables de contratación hasta antiguos compañeros, personas influyentes de tu sector y de otros, o simplemente líderes de opinión.
  • Aprendas a leer la realidad en la que vives, ya que cada día te mostrará algo nuevo para procesar.
  • No pierdas el entusiasmo, es más, lo contagies.
  • Tus expectativas y objetivos sean los mejores para ti, conforme a tus capacidades y tus deseos.

 

¿Cómo fue tu proceso de cambio? Cuéntanos tu experiencia.