Tienes un correo nuevo, un SMS o un mensaje de tu APP de búsqueda de empleo que te alerta de una oferta  “adecuada a tu perfil”, pero ¿Cómo te han encontrado? A menudo, la búsqueda o filtrado de currículums es un arduo trabajo para muchas empresas intermediarias, que, delegan esta función en softwares especializados llamados ATS (Applicant Tracking Systems).

Éstos buscan en base a algunos parámetros y palabras clave, y seleccionan los perfiles más adecuados para cada oferta de trabajo, haciendo la labor del reclutador “más fácil”.

Como ocurre con SEO (Search Engine Optimization) –sistemas de indexación utilizados por los buscadores web en función de palabras clave o keywords- para las webs, estos programas generan un ranking establecido en base al posicionamiento de palabras clave, pero cuidado,  tienen ciertas reglas de interpretación de datos que no todos los currículums respetan, muchas veces por desconocimiento. A día de hoy, se estima que un 75% de los candidatos a empleos cualificados son desestimados por dichos programas.

Individualmente, la solución será tratar de optimizar nuestros perfiles y CV con el objetivo de conseguir mayor posicionamiento cuando estemos en búsqueda activa de empleo.

Para esta tarea te proponemos  7 pasos que ayudarán a posicionarte en los primeros resultados de búsqueda de los ATS’s:

 

1.- No uses tablas. Muchas veces, por hacer más estético el currículum colocamos tablas y en su interior clasificamos información sobre nuestro perfil profesional; La mayor parte de estos programas  no son capaces de descifrar la información de las celdas, por tanto será mucho más productivo prescindir de ellas.

 

2.- Comienza tu currículum con tu EXTRACTO. ¿Tu último trabajo es como ejecutivo de cuentas y crees que puede ser tu valor añadido? ¿Es esta tu marca personal? Bien, deberás facilitarle el trabajo al sistema, que entenderá esto último sólo si se encuentra dentro de una sección que localice concretamente el extracto.

 

3.- Indica correctamente todas las secciones de tu currículum. Experiencia, Formación, Logros… Así, el programa identificará la información por sectores claramente diferenciados y la filtrará de igual modo, adecuando tu perfil eficientemente a las ofertas de empleo.

 

4.- Haz de cada experiencia laboral un dato claro y conciso. Es decir, estos programas de búsqueda relacionan de forma ordenada el contenido de cada sección. En cuanto a la experiencia laboral, siempre filtrará en primer lugar el nombre de la compañía, posición ocupada, fecha y descripción si la hubiera; en este caso, será mucho más fácil posicionar nuestro currículum si jerarquizamos la información en este mismo sentido. Además, sus sistemas de reconocimiento a la hora de identificar las empresas necesitan ciertas palabras de ayuda, como: “S.L”, “S.A”, etc., que hagan más claro el dato que deben interpretar.

 

Un ejemplo de información que podría no ser correctamente interpretada:

Ventana Multicolor

Proveedor de soluciones de Marketing

Senior Project Manager (12/2013-Actualidad)

En cambio, así filtraría correctamente:

Ventana Multicolor S.L

Senior Project Manager (12/2013 – Actualidad)

Proveedor de soluciones de Marketing

 

5.- Usa encabezados estándar. A veces, si nuestro currículum excede de las dos páginas, identificamos con nuestro nombre y contacto las páginas secundarias, de tal forma que podemos generar un error en la lectura del software de búsqueda, pudiendo echar por tierra nuestro esfuerzo. Para ello, los expertos recomiendan usar encabezados tipo,  al estilo del que proponen programas de escritura como Microsoft Word, que conseguirá pasar desapercibido por estos sistemas, al no estar dentro del mismo rango de documento editable.

 

6.- Controla el formato de tu currículum. No todos los programas leen ciertos formatos, y por ello es recomendable enviar siempre el formato «.doc» de MS Word, y nunca archivos «.docx» (versiones no compatibles de MS Word), «.pdf» o formatos de vídeo-currículums (ya que no todos los sistemas los leerán).

 

7.- Ten siempre a mano una versión más atractiva y original de tu currículum, esta te servirá para diferenciarte en tus entrevistas de trabajo o enviar directamente a tu red de contactos.

Aunque a veces no se hacen visibles, estos programas de búsqueda de currículums por palabras clave cada vez son más utilizados por empresas intermediarias o finales, que gestionan cada día un gran número de procesos de selección y necesitan herramientas que minimicen el trabajo.

Te proponemos que sigas las pautas descritas para conseguir una correcta actualización de tu currículum, y así, estar mucho mejor posicionado por estos buscadores. Dicho de otra forma, estas reglas te ayudarán a adecuarte un poco más a las  exigencias del mercado laboral.

Finalmente, sería interesante que las empresas reflexionen sobre la cifra alarmante anteriormente descrita -75% de los currículums son rechazados-.

 

¿ES QUE REALMENTE NO ES FÁCIL ENCONTRAR TALENTO? O ¿ES EL PROPIO SISTEMA EL QUE NO FUNCIONA? ¿DÓNDE VA A QUEDAR LA TOMA DE DECISIÓN “HUMANA” DEL RECLUTADOR TRADICIONAL