emprendedor1

 

Trabajar por cuenta propia requiere un giro total de todas tus habilidades, que, a pesar de ser las mismas, necesitarán adaptarse al momento y la circunstancia en la que dedicas emprender. ¿Sabías que en EEUU el 90% de las ideas empresariales fracasan? La falta de preparación parece ser el motivo; no obstante, aunque en el transcurso de este proyecto te equivocarás y fracasarás multitud de veces… ¿cuáles podrían ser los factores que un emprendedor debe aprender en primer lugar?

 

1.      Búsqueda 

Es el punto de partida en el comienzo de un proyecto empresarial, y del cual ha de nacer toda la idea y desarrollo consiguiente.  Se trata de analizar, descubrir y planificar tu idea de negocio, y, para ello habrás de crear un buen planning, así como un buen análisis de competencia y público objetivo. No sólo se trata de solucionar carencias a posteriori, sino de prevenir errores futuros.

 

 

2.      Focalización

Unificar visión, misión y objetivos es una habilidad difícil pero sin la cual resulta realmente complicado conseguir el éxito empresarial.  Sé natural en tu programación, y focaliza tus ideas, priorizando tus metas y optimizando así tu productividad. Lee, estudia y aprende de los mejores, no tengas miedo a consultar, y si sientes que te equivocas, rectifica lo antes posible.

 

3.      Gestión

¿Tienes experiencia en gestión financiera? He aquí una de las mayores complicaciones en el comienzo de casi todos los proyectos empresariales.  Bajo tu responsabilidad, habrás de saber cuándo y cómo gestionar tus recursos de la manera más productiva, ahorrando y modificando tus gastos de forma diligente.

 

4.      Comunicación

Es evidente que una buena estrategia de comunicación es fundamental para el desarrollo de una empresa de cualquier tamaño o área.  A lo largo de tu andadura mantendrás contacto con proveedoresinversoresadministración… y por supuesto con tu público objetivo o clientes potenciales.

Asimismo, y, según vaya progresando tu compañía, tanto tu estrategia externa como interna habrán de ligarse bajo la misma cultura o filosofía de comunicación. Según afirman los expertos, aunque existe una habilidad innata en algunas personas,  la receta más básica de las habilidades comunicativas reside en la práctica, y, aunque en un principio te será más complicado, poco a poco mejorará.

 

5.      Aprendizaje

Es quizá el proceso más intuitivo, el más evidente y el que, a su vez, engloba a todos los demás ya que aprenderás y evolucionarás en todas las habilidades antes expuestas. Dependiendo absolutamente de la práctica, se trata de una habilidad a largo plazo, que se nutrirá del pasado para generar el futuro de tu empresa.

En un comienzo, podrás tomar cursos, pedir consejo a tu red de contactos, asistir a seminarios…y fortalecer todos aquellos conocimientos que te sirvan de ayuda. Si consigues aprender rápido, adaptándote a los cambios del mercado, tu proyecto crecerá contigo.

 

Estas 5 habilidades conformarán el día a día de tu empresa, siendo deseable que te familiarices con ellas desde el comienzo. Si, por el contrario, consideras que ya las posees, analiza y estudia cómo han afectado en tus decisiones, y si en algún momento erraste por falta de ellas; en definitiva, descubre cómo podrían ayudarte a continuar tu camino al éxito empresarial.

 

Si tuvieras que aconsejar a un emprendedor, ¿añadirías alguna más?