¿Estás buscando empleo? Algunas veces, ciertos directivos en búsqueda de empleo abusan de exagerar perfiles profesionales con la expectativa de sorprender o retener al reclutador, consiguiendo en la mayoría de las veces el efecto contrario. Resulta curioso cómo dichos profesionales, a veces caracterizados por la seriedad en sus funciones y, de algún modo valorados por su objetividad en según qué puestos de trabajo, pierden totalmente esta perspectiva a la hora de buscar empleo.

Algunos expertos en selección y preparación de candidatos se muestran en ciertas ocasiones alarmados ante la proliferación de currículums “inflados” de información poco realista en perfiles de alta cualificación. En principio, según dicen, estas actuaciones podrían colar y pasar algún filtro, sin embargo, lo que este tipo de candidato no parece pensar es que un consultor o reclutador recibe diariamente una gran cantidad de currículums o personas en la misma situación, con lo cual, poco a poco, las posibilidades de éxito se reducen considerablemente.

El problema principal surge cuando un reclutador, como hemos expresado anteriormente, recibe reiteradamente este tipo de candidatos, ¿dónde queda entonces la credibilidad? Inevitablemente, ésta se suele perder incluso en aquellos perfiles que realmente están presentando su mejor currículum  y sólo han equivocado las formas.

Para todos ellos y más generalmente, para todos aquellos que os encontréis en situación de búsqueda de empleo, desglosamos ciertos errores comunes que pueden afectar a la credibilidad de tu currículum o perfil profesional:

 

–       Algunas personas creen que utilizando una gran retahíla de términos y  palabras para expresar sus capacidades profesionales conseguirán una atención mayor por parte de la persona que recibe su CV:

Se equivocan. No se puede separar ambición de realidad.  A riesgo de ser el Pinocho de la búsqueda de empleo, tus aspiraciones no deben traer consigo la desvirtuación de la realidad. Sé claro y conciso, deja todos esos vocablos, demuestra que tu perfil habla por sí mismo.

El uso inconsciente de superlativos como “siempre, nunca, todo, muy, etc.” podría disminuir la calidad de tu currículum. Tranquilo, un consultor estará formado, y sabrá reconocer tu talento sin necesidad de exagerarlo.

 

–       La obsesión por querer explicar todo es a veces causa directa del rechazo de nuestros currículums.

Si un candidato necesita especificar de algún modo todo el contenido que se halla en su perfil profesional, lo que cuenta perderá poco a poco todo su valor, puesto que su currículum se interpretará como irreal. Un consultor sabe perfectamente qué busca y, por ello, habrás de explicarle lo menos posible acerca de lo que está leyendo. La sinceridad debe ser tu valor añadido.

 

–        ¿Por qué una frase de 30 palabras podría retener mayor atención por parte de un reclutador que una de 7?

¡De ningún modo! Es un error muy común creer que expresarse con más palabras, e incluso utilizar términos más enrevesados o poco inteligibles dará la impresión de “persona mejor preparada” y nos posicionará mejor ante el reclutador. No es así. Las frases claras y concisas funcionarán mucho mejor y son, sin duda, mucho más efectivas para lograr la calidad de la comprensión.

Una frase por tanto con más de tres preposiciones debería considerarse excesivamente adornada.  De igual modo, la relevancia del contenido de nuestro currículum habrá de primar siempre por encima de su longitud.

 

–         Palabras clave.

A pesar de que vivimos en un mundo cada día más involucrado al posicionamiento mediante SEO(Search Engine Optimization) y las Keywords o palabras clave, todavía es difícil de percibir la necesidad de los candidatos de ganar esa misma reputación en torno a su currículum.

Lo cierto es que, aunque no exactamente del mismo modo, los CV’s se filtran  a diario por los procesos de indexación y valoración de los llamados ATS (Applicant Tracking Systems), que son cada vez más usados por las empresas, sirviéndoles de gran ayuda para dar con los perfiles más adecuados a sus necesidades.

En estos procesos, el candidato habrá de adaptar su currículum a la forma de lectura e interpretación de palabras clave usadas por estos ATS. La correcta actualización de los perfiles en base a estos parámetros harán que tu currículum sea más relevante y su posición aumente frente a otros.

 

–        Palabras de moda.

No caigas en la tentación de usar más palabras de la cuenta por intentar ser más atractivo. Ni funcionará con más palabras ni lo harán esas palabras tan usadas; al contrario, éstas podrían arruinar tu currículum. El uso de palabras como “motivado, apasionado, creativo, experto…” está considerado como un intento de impresionar proveniente de las personas menos educadas y cultivadas, ¿qué quieres mostrar de ti mismo?

 

Como en otras ocasiones, el consejo ante una situación de desempleo y la posterior búsqueda de uno nuevo, será la toma de perspectiva y la honestidad con uno mismo, sólo así serás percibido como quieres realmente.

Siendo más o menos fácil expresar tus capacidades y talento, no ha de perderse nunca la realidad de las circunstancias. El ensayo-error en la búsqueda de empleo puede generar penalizaciones de credibilidad en nuestros perfiles, por lo que es importante estudiar y trazar bien la estrategia a seguir, los objetivos, y la forma de actuación.

Para cualquier candidato es importantísimo entender que el currículum es un anuncio de ti mismo, una suerte de “promoción” de tu marca personal, y éste deberá ser adaptable a cada circunstancia y empleo.  El intento del candidato por cubrir absolutamente todos los horizontes pueden avocar a la pérdida de realismo a la hora de postular a un empleo.

¿CREES QUE ES FÁCIL DESCUBRIR UN PINOCHO?